6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1
 

Monumento a Cristo Rey - Capítulo Especial | Así se fundó Villavicencio


La noche del 25 de noviembre de 1949, un contingente armado bajo el mando de los tenientes Vanegas y Ardila, hombres del capitán Alfredo Silva, salió de Apiay rumbo a Villavicencio para asaltar el cuartel de la policía… `La Violencia´ bipartidista, estallaba a los llanos orientales.


En un inicio, conuqueros, caballistas, vaqueros, hacendados y caporales, pertenecieron a un mismo bando, el Liberal. Declararon la guerra contra la Policía, confiaban, gracias a la acción del capitán Silva, que el Ejército estaría de su lado.


Sin embargo, la desconfianza empezó a nacer cuando llegaron los rumores de que una policía militar se estaba organizando en Villavicencio para expulsar a los guerrilleros de los llanos orientales.


Los liberales habían logrado dominar los llanos; su discurso de justicia y equidad, había calado entre los llaneros. Pronto, los jefes de las guerrillas se hicieron con el dominio de la zona: cobraban impuestos a los comerciantes, disponían de los productos agropecuarios y tenían el control del orden público. Nombres como el de Guadalupe Salcedo Unda, empezaron a resonar en las filas guerrilleras y en la política nacional.


Los mandos liberales estaban ocupados por los labriegos; el conuquero, quien antes ocupaba el más bajo eslabón en la pirámide social, ahora mandaba en los llanos… por supuesto, para el hacendado, esta condición no era de su agrado.

En 1951, los hacendados y comerciantes negociaron con las fuerzas oficiales. En un recinto rodeado por una gendarmería fuertemente armada, se firmó por parte de la clase alta de los llanos, la Declaración de Sogamoso, un acuerdo no tan voluntario que empezó a denominar `bandoleros´ a los rebeldes en los llanos. La cúspide social no podía permitirse que la gleba controlara los terrenos que antes estaban bajo su dominio… fue la sentencia de muerte del propio pueblo llanero.


La guerra se fue recrudeciendo, empezó a escasear la munición, los alimentos y demás provisiones. Para el Gobierno Conservador y las Fuerzas oficiales, no resultó difícil combatir la subversión en los llanos; bastó cortar el suministro a la región, plantar retenes en carreteras y hacer cacería de los guerrilleros para derrotarlos en su terreno. Fue tanta la presión sobre los liberales, bautizados ahora como `comunistas´, que fueron expulsados hasta el monte, en donde el hombre y la selva se convirtieron en un solo ser.


Si en algún momento, la sociedad llanera se unió por una causa común, la presión de la guerra terminó por destruir la estructura social y sus ideas; la degradación de los actos de violencia llegó hasta el punto en que familias enteras fueron masacradas e incluso, un buen número de llaneros eran arrojados desde aviones, como uno de los peores actos de atrocidad. El llano se llenó de cadáveres y se inundó con la sangre de su propios hijos e hijas.


Debido a la violencia desatada, el Padre de la Iglesia Católica, Pedro Eliseo Achury Garavito, decidió hacer un voto por la Paz, que con la ayuda del artista José Rama Kans, autor de la obra, inició la construcción del Cristo Rey en el Cerro del Salvador en Villavicencio, monumento que se erigió sobre una capilla.


La pieza de más de 30 metros de altura, hecha principalmente con cemento, se construyó con el propósito de representar la Paz que los llaneros anhelaban. Por esta razón, el Cristo tiene sus brazos abiertos, para dar la bienvenida al llano, acogiendo y protegiendo a quien llega a estas tierras.


Investigación y redacción: Ramón Mejía Jurado.

Ilustración realizada con bolígrafos por el artista Oscar Mancera Clavijo.



Capítulo 1. De Los Antecedentes

Capítulo 2. De Gramalote a Villavicencio

Capítulo 3. Paraíso Agropecuario

Capítulo 4. Ciudad Capital

Capítulo especial - El Gran Incendio de Villavicencio

Capítulo 5. La Guerra de los Mil Días

Capítulo 6. Llegada de la Comunidad de Monfort

Capítulo 7. El Dominio Monfortiano