6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

Las grandes obras de Luis Ariel Rey | Tras la huella del juglar


Luis Ariel Rey dejó como herencia para el mundo un legado musical que hasta el momento es recordado como un hito en la historia. Con tan solo 16 años de edad, compuso y grabó, acompañado por el trío Los Llaneros, su primer sencillo llamado “Puente en Guamal”, una canción con la que se inauguró esta estructura, que para la época era una obra de alta relevancia para el departamento del Meta.


Fue su inigualable voz, carisma y humanidad la que logró conquistar diversos escenarios nacionales, dando a conocer la región de donde procedía y de la que demostró estar orgulloso y enamorado. Así lo recuerda:

Jairo “El Topo” Solano, folclorista y locutor del Meta, “la gente veía a Luis Ariel como aquel cantante representativo de una tierra misteriosa y totalmente desconocida por Colombia; el llano”.

Su música se escuchaba en las diferentes cadenas radiales, pero cuando llega la televisión a Colombia en el año 1954, la imagen de un llanero poco convencional capaz de cautivar con su amplia sonrisa y su alegre cantar llegó a la pantalla nacional, acompañado de su conjunto y una pareja de baile que zapateaba al ritmo del arpa, cuatro y maracas.


Su reconocimiento y popularidad no se hizo esperar y cumplido los 24 años fue contratado como artista oficial de Bavaria. Luis Ariel se presentó en los festivales y ferias más reconocidas del país, fue así como grandes ciudades como Medellín, Manizales, Cali, Pasto, Barranquilla y Bucaramanga, cantaron al unísono la música folclórica de los llanos orientales.

“El no tuvo Linderos ni cerca de alambre que lo retuviera… fue quien llevó ese canto llanero a todos los rincones del mundo y nunca se vanaglorió", recuerda el locutor llanero, Jairo Caballero.

Uno de los grandes éxitos musicales de Luís Ariel fue el tema Ay, sí, sí, el cual se convirtió en un referente folclórico nacional. Así lo asegura “‘El Topo” Solano, “la cadena RCN se dio la tarea de presentarles a los colombianos las 100 mejores canciones nacionales del siglo 20, y para la sorpresa de muchos Ay, sí, sí, una canción que cantaba Luis Ariel Rey, fue la segunda o tercera, entre las cien más reconocidas por Colombia. Eso fue para el año 2000”.



Sin embargo, no fue la única melodía que inmortalizó su nombre en la memoria de la nación. Gloria Stella, hermana menor del juglar, recuerda que el público “enloquecía” con cada una de sus canciones, “Carmentea” (composición del maestro Miguel Ángel Martín), “Guayabo negro”, ”Sentimiento apureño”, “El canaguaro”, “Pasillaneando”, “El galope”, “El negro José María”, “Mujer llanera”, “Paisaje matinal”, “El espinito”, “Amor al llano”, “Sueño llanero”, “Perro de agua” y “Guayabita verde”, entre otros.


El triunfo obtenido le permitió grabar trabajos discográficos con sellos del prestigio como RCA Víctor, Discos Fuentes, Philips Discos Odeón y Codiscos, empresas disqueras que eran conocidas por firmar con artistas de renombre internacional.

El influyente cantante continúo enalteciendo el folclor con sus interpretaciones y llevó la música llanera a lugares donde nunca antes había estado. Colombia conoció a la tierra de las inmensas sabanas a través de Luis Ariel Rey.


Agradecimientos a la señora Gloria Stella Carreño Roa (hermana de Luis Ariel Rey), a la familia Rey, a Jairo "El Topo" Solano (folclorista y locutor del Meta), y Jairo Caballero (locutor llanero), quienes han aportado información para la construcción de la historia del juglar.



Capítulo 1. Primeros pasos de Luis Ariel Rey

Capítulo 2. Juventud de Luis Ariel Rey, nacimiento de un artista

Capítulo 3. Las grandes obras de Luis Ariel Rey

Capítulo 4. Los viajes de Luis Ariel Rey

Capítulo 5. Se apaga la estrella nacional Luis Ariel Rey