top of page
  • We Love Villavo

Vuelo en parapente, una aventura por vivir en Villavicencio


El municipio de Villavicencio está situado en el Piedemonte de la Cordillera Oriental, al noroccidente del departamento del Meta, en la margen izquierda del río Guatiquía. Localización que le permite ser un territorio con clima tropical y, por consiguiente, rico en vegetación.


Aunque esta ciudad cuenta con grandes y variados atractivos, una de las formas de apreciar toda su belleza es con la práctica del parapente. Se trata de un deporte con el que las personas pueden volar en paracaídas, mientras disfrutan de la vista que solo puede ofrecer la puerta al llano.

El verde que predomina en sus zonas rurales y los paisajes que se pintan de naranja con los mágicos amaneceres y atardeceres, que por su belleza se asimilan a una postal, son algunas de las imágenes que quedan grabadas en las personas que se animan a vivir esta experiencia. Pero esta aventura tiene un inicio y se encuentra en dos emblemáticas veredas de la ciudad.

Existen dos posibilidades para llegar hasta donde diferentes empresas ofrecen este servicio. Una de ellas es la vereda Buenavista y para ello se puede tomar como sitio de partida la glorieta de La Grama. Allí inicia un recorrido en ascenso por la antigua vía a Bogotá que se puede realizar en transporte público o vehículos como camioneta o motocicleta.

Ya en la vereda Buenavista se debe continuar el recorrido hasta el kilómetro 7, vía sendero de las aves, donde se encuentra el sector de los miradores, pero específicamente se debe llegar a uno llamado La Piedra del Amor, para disfrutar de esta experiencia.

Existen otros dos lugares que por su altura es utilizado para la práctica de este deporte. Para llegar a ellos los visitantes y villavicenses deben hacer el recorrido en ascenso por la vía vereda El Carmen.


En el kilómetro 1.9 se encuentra la finca La Gloria, proyectada a ser un punto de encuentro del sendero interpretativo “Parque de las Aves”, donde se encuentra el mirador el Alto del Triunfo, posteriormente en el kilómetro 3.5 también se encuentra el mirador que lleva por nombre Puertas del Cielo. Cabe destacar que muchas de las empresas que ofrecen el servicio de parapente incluyen el transporte en un sitio de reunión establecido.

Lo más atractivo de esta actividad es que se puede realizar de manera individual o con un grupo de amigos, para que al tiempo puedan volar, y hacer de ese momento un evento indeleble en sus vidas.


Equipados con ropa cómoda, acompañados de un piloto certificado por la Federación Colombiana de Deportes Aéreos y la ilusión de estar más cerca del cielo que nunca, cientos de personas se han animado a estar a una altura de 500 metros sobre los relieves del piedemonte llanero.

Vivir esta experiencia tiene un valor aproximado de $150.000 pesos (ciento cincuenta mil pesos). Los interesados en practicar parapente en la capital del Meta deben realizar sus reservas con las empresas autorizadas que ofrecen este servicio todos los días, especialmente los fines de semana de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Comments


bottom of page