6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

La historia de uno de las primeras discotecas de salsa en Villavicencio


En los 181 años de historia de Villavicencio han existido lugares que han perdurado en los recuerdos colectivos de los habitantes de la capital del Meta. Uno de estos sitios que dejó una huella indeleble en la ciudad lleva por nombre “Memo´s”.


Se trata de un establecimiento nocturno que fue uno de los primeros en traer al municipio una propuesta de entretenimiento inspirada en el sabor y la alegría de los caleños con esa música que tanto los caracteriza; la salsa.

A mediados de 1980 Guillermo Alfonso Lussio, mejor conocido como Memo, un emprendedor oriundo de la “Capital de la Salsa”, fue quien le dio vida a “Memo´s”, el lugar predilecto por los villavicenses para bailar y gozar de un espacio donde reinaba la alegría. En sus Inicios estaba ubicado en el barrio Olímpico y aunque nació como una pequeña heladería y fuente de soda, evolucionó para convertirse en un referente de la “rumba”.


Comenzó con un humilde equipo de sonido, mesas, sillas y un enfriador prestado, pero con el tiempo la buena música que nunca faltaba y el excelente servicio al cliente que ofrecía Guillermo Lussio en compañía de su esposa, Elizabeth Galvis Flórez, fue conquistando a los ciudadanos hasta posicionarse como un sitio importante en el mundo del entretenimiento.

“En las paredes él mismo (Memo) instaló unos espejos que hacían ver muy atractivo e innovador el lugar, fue mejorando la logística y el sonido de la discoteca. Decoró el espacio con cuadros representativos del género musical insignia de Memo´s, también puso una pista de baile y mejora la calidad de los muebles” dijo Harold Lussio Vergara en entrevista con We Love Villavo.

Memo´s fue el punto de encuentro para los amigos, un recinto para la fraternidad, un lugar para olvidarse de los problemas y danzar durante horas al ritmo de la salsa. Fue una discoteca que marcó la diferencia e impactó con su programación musical, con la propuesta visual y la ética de vestimenta.

“No se permitía el ingreso de hombres con bermudas, esqueletos o sandalias y en el caso de las mujeres no se permitía prendas muy cortas o escotadas. Tampoco se permitía el ingreso de armas o sustancias psicoactivas y fue eso lo que lo hizo tan popular como un lugar familiar, siendo visitado por turistas y frecuentado por los mismo residentes” explicó dijo Harold Lussio.

Memo, teniendo siempre como referencia a la buena rumba de Cali y tomando como ejemplo el movimiento de esta ciudad, decide empezar un día especial de salsa el cual se le llamó " Jueves de Memo's, Jueves de Salsa y solo Salsa", teniendo una grandiosa aceptación por parte del público.

En la década de los 90’ Memo´s evoluciona y se traslada al sector conocido en esa época como "La calle de las discotecas" la cual se encontraba ubicada en la vía a Puerto López, donde llegó con una nueva apuesta estética, más moderna, pero sin abandonar la esencia del lugar.


Fueron más de 20 años de existencia, hasta que en 2011 cerró sus puertas para siempre, dejando recuerdos agradables a quienes bailaron y se divirtieron en Memo´s.