6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
top of page
  • We Love Villavo

En Vista Hermosa excombatientes le apuestan a la paz y al turismo comunitario


La Madre Teresa de Calcuta decía que “La paz comienza con una sonrisa” y de esta forma inicia el recorrido turístico por parte de los integrantes del Centro Poblado Georgina Ortiz; mujeres y hombres que desde el 2016, tras la firma del Acuerdo de Paz de La Habana, le apuestan a la reconciliación en el Meta.


Para vivir esta experiencia de arte, aventura, cultura e historia llamada Oriente Verde - Entre Lodos y Raíces, se debe llegar a Vista Hermosa, un municipio que durante 50 años estuvo oculto, por no decir que olvidado, a causa de la violencia ocasionada por la disputa partidista y luego por el conflicto entre el estado, la guerrilla y los paramilitares. Este territorio que fue escenario de combate hoy cambia su pasado oscuro por un nuevo comienzo que se construye con la paz de quienes vivieron la crudeza de la guerra.

De esta forma excombatientes de la antigua Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( FARC-EP) le sonríen al mundo con la esperanza de escribir una nueva historia, haciendo memoria, dignificando con la verdad y utilizando el turismo comunitario como herramienta de transformación y desarrollo.

“Nosotros consideramos que en el territorio existen diferentes iniciativas de paz que no está haciendo visibilizadas y sobre todo que existe una belleza muy rica que no se le está dando el uso adecuado. En ese sentido queremos vivir en armonía entre nosotros como firmantes, con las comunidades, pero también con el territorio y creemos que el turismo comunitario es la herramienta puede generar aquellas dinámicas de buen uso y convivencia”, le dijo a We Love Villavo Angie Cárdenas, lideresa de la comunidad.

En el Centro Poblado Georgina Ortiz de Vista Hermosa, los visitantes pueden conocer distintos proyectos productivos que están desarrollando los excombatientes. Uno de ellos es Hilos de Paz, donde 26 mujeres unidas por la sororidad y el compromiso con el cambio utilizan la costura como un nuevo proyecto de vida.

“Nuestro objetivo es generar autonomía económica para animar y empoderar a más mujeres, por eso nosotras estamos trabajando con dos líneas; confección de prendas femeninas, específicamente faldas y la línea del hogar con cortinas", explicó una de las integrantes de Hilos de Paz

Esa iniciativa no es la única que se está ejecutando con el fin de dinamizar la economía local. En el centro poblado también se está desarrollando “Panela la Esperanza”, se trata de una idea productiva nació en el año 2017, cuando 29 campesinos se unieron para adecuar un terreno de 4 hectáreas ubicadas en la entrada del poblado Georgina Ortiz para la siembra de caña, que posteriormente se transformó en panela 100% orgánica.


Para Mayra Trujillo, quien pertenece al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD y apoya los proyectos productivos de reincorporación,

La oferta turística permite que se visibilicen estos “procesos de camaradería entre los firmantes y los campesinos”, quienes se han articulado para llevar a cabo proyectos como el de caña panelera.

“Muchas veces nos concentramos en la ciudad y no nos damos cuenta de lo que está sucediendo en el campo, por eso esto permite conocer esas verdaderas historias detrás del conflicto que nos lleva a pensar de una manera diferente”, puntualizó Mayra Trujillo.

Otro del proyecto que hacen de este sitio un lugar atractivo para los turistas interesados en conocer los saberes de las comunidades rurales se llama Sacha Paz, con el cual se transforma en diferentes productos naturales la planta de Sacha Inchi, conocida por excombatientes por sus propiedades beneficiosa para el cuerpo.


Además de las acciones de producción y desarrollo que se están realizando en el territorio, la gastronomía y el arte, es otro de los atractivos de Oriente Verde. Desde el 2017 Vista Hermosa se pintó de dignidad y color, ya que en diferentes muros del municipio fueron adornados con ilustraciones urbanas que pretenden hacer memoria y crear lazos de paz entre la comunidad y los firmantes.


Un total de 30 murales también fueron pintados por artistas de diferentes municipios del territorio nacional en el centro Georgina Ortiz, para hacer de este poblado el primer corredor artístico rural de grafiti y muralismo.

“Otros países han visto por primera vez que el grafiti, siendo algo muy urbano, fue llevado al campo y eso es algo lindo porque hemos creado la primera línea gráfica rural, que no existe en ninguna parte en el mundo, donde pintamos gallinas, campesinos, indígenas y la historia que se vivió en el campo, y que los medios no contaron”, dijo David Ordoñez, ingeniero industrial y artista.

Entre lodos y raíces, como se llama el primer paquete turístico ofrecido por estos excombatientes y campesinos, es una experiencia que todo ciudadano puede disfrutar con la satisfacción de aportar a la paz, la memoria histórica, el reconocimiento cultural y de saberes rurales, así como al progreso de un territorio con gente pujante que quiere una Colombia distinta.


Los interesados en hacer el recorrido turístico pueden comunicarse al 3108515105.

bottom of page