6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

En Villavicencio la guerra es sustituida por la danza


En los últimos dos años diferentes medios de comunicación hemos visibilizado la comuna 2 de Villavicencio, específicamente los barrios Colinas, San José, Libertadores y La Salle, donde se está desarrollando proyectos turísticos como Parque Cerro de Colores y Vive Gramalote, que han permitido que el arte y el turismo sustituyan el hurto y el tráfico de drogas que durante varias décadas ocasionaron graves problemas sociales en el sector.


Actualmente los jóvenes son los protagonistas de diferentes iniciativas para embellecer y mejorar el sector, como lo es “Formemos Juntos y fortalezcamos vidas”, un proyecto liderado por Maicol García Herrera, bailarín profesional de la comuna 2 que pretende contribuir el bienestar físico mental y social de la población a través del arte.

Maicol García, le confesó a We Love Villavo que durante 21 años vivió en el barrio Colinas y fue testigo de los problemas sociales asociados a la delincuencia y consumo de sustancia psicoactivas, así mismo reconoce que el arte puede transformar la vida de quienes se encuentran en este complejo contexto, como sucedió en su caso personal.

“Durante mi infancia viví grandes momentos en el sector, porque la delincuencia y las problemáticas sociales no eran tan graves, pero durante la adolescencia, si fue un poco más dramático debido a que la violencia y la drogadicción aumentó. Vi como amigos y familiares se dejaron llevar por muchas de estas problemáticas”, mencionó Maicol.

Estudió en el INEM, institución educativa que le permitió conocer a Fabio Ricardo Pérez director del Ballet Folclórico del Llano, quien lo invitó a conocer el mágico mundo de la danza, que le permitió recorrer Colombia y conocer diferentes países, continuar con sus estudios profesionales y crear su propio proyecto dancístico llamado Academia Bailarte. Hoy con sus conocimientos quiere inspirar a más jóvenes y fortalecer las iniciativas turísticas que están cambiando la imagen de la comuna 2 de Villavicencio.

“Cuando vi el gran trabajo que se está haciendo en el sector para recuperar la convivencia y el orden social desde el proyecto Cerro de Colores, empecé a investigar de qué manera podía contribuir a través de Bailarte en el fortalecimiento de este hermoso proyecto”, explicó el artista llanero.

Entre 50 y 100 niñas, niños y jóvenes del sector están participando en la formación artística. Serán un total de 12 sesiones que arrojarán como resultado unas coreografías que esperan se convierta en otro de los atractivos de la comuna.


Yeison Castaño, uno de los líderes del parque Cerro de Colores, explicó que el objetivo es un espacio para la danza como en la comuna 13 de Medellín, donde los turistas se reúnen a contemplar las coreografías de los diferentes grupos, colectivos y fundaciones.

“Los jóvenes de Cerro de Colores estamos apoyando la iniciativa porque consideramos que este tipo de actividades son importantes para promover la sana convivencia y el sano disfrute del tiempo libre”, puntualizó Yeison Castaño.