6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

Edwin Guerra, el artista que ha llevado el arpa llanera a más de 20 países


Edwin Alberto Jiménez, mejor conocido por su nombre artístico como Edwin Guerra, es un arpista, cantante y guitarrista oriundo de Bogotá, que se ha dedicado, desde los 13 años a interpretar el clásico instrumento de 32 cuerdas, insignia de la música llanera, recorriendo con ella el mundo y pregonando las virtudes de la Orinoquía, en especial de Villavicencio, el municipio del que dice ser “hijo adoptivo”.


Edwin “Guerra”, seudónimo que hace referencia a la lucha y compromiso con sus sueños y amor por la música, llegó a la capital metense en 1993, junto con su familia se erradicaron en la ciudad en la cual conoció el instrumento que le marcaría la vida y transformaría sus proyectos.

A la izquierda el maestro David Unda, a la derecha Edwin Guerra.


“Yo vivía a dos casas de un señor que era bombero, llegaba a las 6:30 p.m. se bañaba y luego salía al corredor de la casa a tocar el arpa, entonces yo me quedaba escuchando y la verdad me marcó mucho. Él lo hacía todos los días como una rutina”, recuerda con entusiasmo el artista.

Tal fue la impresión que causó aquella experiencia que, semanas más tarde inició su proceso de aprendizaje con el maestro David Unda en la academia Arpa de Oro, al tiempo que estudiaba guitarra y técnica vocal en la Casa de la Cultura de Villavicencio.


Durante varios años se dedicó a terminar sus estudios secundarios y a continuar perfeccionando su técnica como instrumentista y cantante. Al cumplir la mayoría de edad se trasladó a su ciudad natal a causa de una circunstancia familiar, pero continuó desarrollando su habilidad con el magno instrumento llanero por medio de clases particulares que él mismo financiaba.


Por más de 10 años se presentó en eventos privados y empresariales, sin embargo, su amor por el arpa y por la guitarra eléctrica lo incentivó a crear una fusión importante entre el rock y la música llanera, lo que le permitió llevar este innovador ritmo al medio oriente, donde vivió 4 años en países árabes.

Con su habilidad y destreza musical ha conquistado escenarios diferentes naciones, donde por primera vez españoles, ingleses, escoceses e irlandeses han escuchado la armoniosa melodía del arpa llanera mientras, simultáneamente canta en inglés.

“Les encanta, les fascina, de verdad que es un impacto impresionante lo que causa este instrumento. La gente incluso cuando puede se acerca, se toma fotos, lo toca y la gente no puede creer que el arpa suene de esta manera”, dijo Edwin.

Por medio de una compañía inglesa ha