top of page
  • We Love Villavo

Diferencias entre la lechona tolimense y la lechona llanera


Colombia destaca en el ámbito culinario gracias a su rica diversidad gastronómica, y uno de sus platos más emblemáticos es la lechona, la cual tarda aproximadamente 13 horas de cocción en horno de barro. La historia de este delicioso manjar se remonta a la época de la conquista, cuando los españoles preparaban el conocido "asado castellano" para las personas de mayor posición social y económica. Con el tiempo, esta receta experimentó diversas modificaciones y se adaptó hasta convertirse en la versión que conocemos en la actualidad.


Sin embargo, en torno a la receta auténtica de la lechona, ha surgido un debate apasionado. Algunos afirman que no debe contener arroz, mientras que otros defienden lo contrario. Este debate ha dado lugar a la comparación de dos variantes de la lechona; la que se prepara en el tolima y la que se prepara en el llano. A pesar de que a simple vista es similar en realidad presentan notables diferencias en términos de ingredientes, acompañantes y sabor.



Lechona tolimense

Es originaria del departamento de Tolima, se encuentra principalmente en la región andina del país, en lugares como Ibagué y sus alrededores. La lechona tolimense original se distingue por la ausencia de arroz en su preparación.


El recipiente utilizado para servir la lechona también es portador de una profunda tradición, ya que se trata de una pieza de cerámica negra procedente de la vereda La Chamba, en Guamo.


Antes de disponer la porción de lechona en el plato de cerámica negra tradicional, es costumbre colocar una hoja de cachaco. Al momento de servir, se añade arepa de maíz blanco y un trozo de"insulso", una especie de natilla elaborada con harina de maíz, panela, canela y agua; completando así la experiencia culinaria única que representa la lechona tolimense.



Lechona llanera

Este plato hace parte de las recetas típicas de los Llanos Orientales de Colombia y se encuentra disponible para degustar en los departamentos de Meta, Casanare, Arauca y Vichada. A diferencia de la lechona tolimense, la versión llanera se caracteriza por la inclusión de arroz en su preparación.


Por lo general, se sirve sobre hojas de plátano o bijao y se acompaña con arepas de maíz blanco o monedas de plátano verde. También se agrega un trozo de cuero crocante y se sirve con rodajas de limón.


A pesar de las pequeñas diferencias que existen entre la lechona tolimense y la llanera, ambas preparaciones son muy apetecidas. Cada una de ellas representa una parte única de la rica tradición culinaria colombiana y continúa encantando los paladares de locales y visitantes por igual.

Comments


bottom of page