6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

Cubarro del llano un misterioso y talentoso artista


Eran las 12:00 p.m. y Luis Eduardo Colmenares mejor conocido como Cubarro del Llano, se encontraba en San Martín, participando en un evento folclórico que se estaba desarrollando en el longevo municipio del Meta. Ese mismo día, el 02 de octubre en horas de la noche ya no estaría en aquel lugar, los habitantes de Lejanías lo verían interpretando el arpa, bailando joropo y contrapunteando.


Como es de costumbre ese día vestía un pantalón, una camisa, su sombrero y sus pies descalzos, guardaba sus cotizas en el bolsillo del pantalón, porque como buen llanero criado en la sábana se había acostumbrado a sentir la tierra que pisaba. Pero su vestimenta no es lo único que lo caracteriza, entre los artistas es conocido como un hombre enamorado del folclor que guarda muchos misterios.

Fotografías: IDÓMITO - Wilson Oyola


“Él hace parte de la idiosincrasia del folclor porque todo el mundo sabe quién es él y se lo ha encontrado en diversos festivales. Quién es folclorista conoce a Cubarro, han parrandeando con Cubarro, pero ninguno sabe cómo hace para estar en todo festival o parrando que se está celebrando, así sea un evento pequeño o exclusivo”, dijo Jorge Hernán Ariza Mejía, reconocido interprete de las maracas.

Fotografías: IDÓMITO - Wilson Oyola


La mayoría de los folcloristas lo conocen por su nombre artístico, el cual surgió en su juventud, luego de que presentará un accidente que lo dejó lesionado, por lo que recibió 120 puntos en la cabeza, “como ese golpe no me mató, un conocido me dijo que era más duro que un cubarro”, explica sonriendo a quien le pregunte.


Nació el 11 febrero de 1964 en Puerto Rondón, Arauca es comerciante, pero desde los 18 años comenzó a concursar como bailador de joropo criollo, posteriormente se destacó en el contrapunteo y es un hábil arpista, capaz de interpretar el instrumento de 32 cuerdas de diferentes formas y posiciones.

Fotografías: IDÓMITO - Wilson Oyola


“Es un hombre que tiene muchas historias. Yo lo conocí