top of page
  • We Love Villavo

Celina, un fantasma que habita una casa de Villavicencio


El Parque de La Cruz es considerado un espacio tradicional, con mucha historia respecto a la fundación de la ciudad de Villavicencio, motivo por el cual aún se puede apreciar la arquitectura colonial de las casas que se encuentran en los alrededores.


Una de estas antiquísimas estructuras de adobe y paredes robustas ha sido protagonista de relatos dignos de contar en Halloween. Se dice que en esta casa vive Celina, una joven de 14 o 15 años que fue envenenada y sepultada hace varias décadas.

Ernesto Orjuela "Guarataro", gestor cultural, periodista y escritor llanero, entrevistó a una de los testigos que dan fe de la presencia paranormal y registró las respuestas en su libro "Verídicos relatos de fantasmas y otros hechos insólitos".


En la obra literaria y periodística, Luis Chala Álvarez manifestó haber tenido encuentros con Celina, quien fue abandonada por su madre a los 4 o 5 años de edad en dicha casa, que también era habitada por una mujer, junto con su esposo.

Pasado el tiempo, cuando Celina ya tenía 14 o 15 años de edad y una figura esbelta, el hombre que vivía allí se enamoró de ella. Habían planeado irse juntos, siendo esta la razón por la que fue asesinada y enterrada en la misma casa, por la esposa y dueña del predio.

“Se supone que Celina fue enterrada debajo de las escaleras, ya que antes no estaban hechas en concreto, habían colocado unos escalones de madera y el piso era pura tierra, por eso la pudo sepultar allí”, le dijo a We Love Villavo Luis Chala.
“Me dijo (Celina) que la casa era una posada, se entiende que muy popular-donde llegaba mucha gente de los Llanos y la cordillera; chicha” era el licor que vendían, y también "recordó” que armaban bailes” le dijo Luis Chala a Guarataro.

Quienes vivieron en esta casa, aseguran que no solo se les ha presentado el fantasma, también han presenciado sucesos extraños que incluyen la levitación de objetos.

“Fue cuando llegamos a media noche con Arnulfo, otro hermano; veníamos de jugar carambolas. Él dormía en una cama y yo en otra. Cuando apagamos la luz, sentí una energía pesada; ese “algo”, se sentó en el borde de mi cama. Yo estaba de espaldas, sabiendo la presencia de ese “alguien”, y en un momento dado, levantó a mi hermano con todo y cama”, relató Luis Chala.

Cabe destacar que la anterior historia está basada en el libro "Verídicos relatos de fantasmas y otros hechos insólitos" de Ernesto Orjuela "Guarataro". Los interesados en adquirir la obra literaria pueden comunicarse a la línea 3204548808.


Comments


bottom of page