6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

8 emprendimientos llaneros innovadores en Villavicencio


Villavicencio no solo es la ciudad más grande de toda la Orinoquía y de la Amazonia, es el lugar donde el desarrollo del departamento del Meta se concentra. Por esa razón en el municipio destaca una gran variedad de emprendimientos que han surgido en los últimos años como respuesta al crecimiento económico del territorio.


Un ejemplo de ello es la Galería 7 de Agosto, un centro multicultural y turístico inaugurado el pasado mes de diciembre del 2020, que contiene en su interior proyectos productivos que se caracterizan por sus propuestas innovadoras, uno de ellos es Grulact.



Grulact


Se trata de una microempresa fundada en el 2018 por Deiyer Antonio Perilla Holguín, quien emprendió luego de conocer las propiedades del kéfir, un alimento prebiótico que contiene hasta 30 cepas de bacterias buenas que ayudan a combatir diferentes enfermedades.

Somos un producto de consumo responsable y consciente. Puedo asegurar que somos terapéuticos, porque el kéfir contiene un sistema de microorganismos vivos que le ayudan a las personas y que puede tratar trastornos digestivos como estreñimiento, colon irritable y gastritis, entre otros”, explicó Deiyer Antonio.

En el stand 28 el emprendedor ofrece diariamente yogur sin conservantes ni colorantes, kumis, kéfir tibíco y kéfir búlgaro.



Kukaramakara


Nicolás Ávila Flórez, es un joven villavicense que también encontró en el sector lácteo la oportunidad de crear empresa, pero con la particularidad de que los productos que comercializa posee como principal componente la leche extraída de búfalo.


El joven empresario fundó a Kukaramakara hace cinco meses, junto con su socio Santiago Celis, en respuesta a la falta de oportunidades laborales provocadas por la pandemia. La transformación del lácteo se realiza en la vereda El Cairo de Villavicencio y aunque iniciaron comercializando en los mercados campesinos del municipio, actualmente cuentan con un punto de venta fijo, en el stand 30 de la galería

“Estar en la galería ha sido una muy buena experiencia, me ha servido para aprender muchísimo sobre la comercialización y más que es un espacio para los emprendedores llaneros que continúan apostando a la creación de industria”, explicó Nicolás Ávila.