top of page
  • We Love Villavo

5 asaderos para degustar deliciosa carne a la llanera en Villavicencio


Los llanos poseen una amplia tradición culinaria, en la que se destacan los platos derivados de la ganadería. De esta forma la res se ha convertido en un alimento característico de la identidad y tradición llanera, siendo el principal ingrediente de la típica carne a la llanera.


Está una de las prácticas gastronómicas más representativas de la región y su origen se remonta a las grandes haciendas ganaderas y las celebraciones que se realizaban en dichos espacios, cuando sacrificaban a un ternero que se encontraba aun mamando (lactando), para luego asarla y consumir esa carne tierna y jugosa.

“Es un plato muy exótico que está ligado a la tradición, la cultura, la leyenda y los mitos porque la mamona hace parte de absolutamente todas las actividades del llanero. Por eso cuando la gente viene a Villavicencio o a los llanos orientales lo primero que trae en su mente es saborear un delicioso plato de carne a la llanera”, explicó Jesús Buenavides, Representante legal de la Asociación de Asadero del Meta.

Según Jesús Buenavides, en el municipio existen cerca de 100 asaderos entre formales y aquellos que funcionan tan solo los fines de semana para atender a los visitantes. En esta nota encontrarás cinco asaderos donde todo local y turista se puede deleitar de la carne a la llanera, música en vivo y presentaciones de baile tradicional y espectáculo.



Asadero y Restaurante el Cabrestero

Libardo Gómez es un hombre oriundo de Cali que llegó al departamento del Meta en el año 1993, para dicha época trabajaba con ganadería y en la ciudad de Villavicencio eran escasos los establecimientos donde comercializaba la carne a la mamona.


8 años después conoció a un metense, del cual aprendió este emblemático plato de la región, motivo por el cual fundó el Asadero y Restaurante el Cabrestero, ubicado en el kilómetro 2, vía Puerto López.


La familia asegura ser llanera de corazón, porque después de 20 años continúan rindiendo tributo a la tradición culinaria de la tierra plana, en un espacio que también ofrece una experiencia gastronómica integral donde se satisface el gusto de cada cliente, por esta razón ofrecen una carta con más de 20 platos distintos.



El Amarradero del Mico

Turistas y propios durante más dos décadas han visitado este establecimiento que lleva por nombre El Amarradero del Mico, para degustar la mamona, ese plato típico de la región a base de carne de ternero que también hace parte de la tradición gastronómica de la familia de Julio César Falla Ballestero, un llanero que fundó el emblemático asadero en 1998.

“Es una tradición de mis abuelos, quienes preparaban la mamona y le enseñaron a mi padre y a mis tíos, por esa razón nuestra familia se ha dedicado a exaltar nuestra cultura por medio de este plato autóctono de los llanos”, explicó Angélica Falla, administradora del Amarradero del Mico e hija del fundador.

Cuando inició era un pequeño establecimiento, con sencillas adecuaciones, pero con estricto cuidado en la preparación de la carne, conservando la autenticidad de la receta. Actualmente no solo se encuentra este referente de la gastronomía típica en el kilómetro 1, metros antes de la glorieta que conduce al aeropuerto de Vanguardia y a la población de Restrepo, también tiene un nuevo punto en la Galería 7 de agosto.



Asadero El Rincón Santandereano

Villavicencio es un territorio que le hace alusión a esa icónica frase escrita por el compositor e investigador Héctor Paul Vanegas;Es una ley del llanero darle la mano al que llega”, porque son miles las personas de diferentes regiones del país que han encontrado en “la puerta al llano” el lugar donde prosperar.


Este es el caso de Pedro Castellano, propietario y gerente del Asadero El Rincón Santandereano, un establecimiento ubicado en el kilómetro 3 vía Acacías, que posee 27 años de historia, ofreciendo a todo aquel que llegue a la ciudad los sabores del departamento de donde es oriundo y al tiempo el plato insignia de los llanos orientales.

“Nuestra carne a la llanera tiene una fórmula, por eso su sabor tan especial. Además, la preparamos con novilla muy tierna y poseemos una atención al cliente particular, porque nos esforzamos para hacerlos sentir como en casa”, aseguró Pedro Castellano.


Asadero La Gran Llanera Joropo & Mamona

Desde hace tres años en la en la carrera 22 con calle 10, por la entrada del barrio Doña Luz, cada fin de semana se escucha arpa, cuatro y maracas, mientras parejas bailan joropo y las personas disfrutan del espectáculo cultural mientras deleitan carne a la llanera.


Este lugar donde se respira folclor se llama Asadero La Gran Llanera Joropo & Mamona, un lugar que es conocido por su ambiente familiar, la calidad de su servicio y por su sazón. Allí además de ofrecer carne a la llanera, también cuenta con una carta variada con platos típicos a base de carne de cerdo, pollo y pescado.



La Topochera

Es una empresa llanera ubicada en la calle 01, en el anillo vial frente a la concesionaria Chevrolet, que desde hace 17 años se dedica a promover el turismo gastronómico de la región llanera y la integración tanto familiar como empresarial.


Su arquitectura en guadua hace el restaurante un ambiente acogedor. Cuenta con cuatro áreas disponibles con capacidad para 400 personas, un excelente equipo humano, que brindan apoyo logístico y operativo para garantizar un servicio integral.

コメント


bottom of page