6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

En los ríos del llano habita un llamativo pez, icono de la pesca deportiva


La Orinoquía es una región importante para Colombia no solo por sus reservas de gas natural y petróleo, también por su abundante flora, fauna y fuentes hídricas, que son el hogar de una gran cantidad de peces como el pavón o pavón mariposa como se le conoce en los llanos.


El Cichla Ocellaris es una especie de pez de la familia Cichlidae, los cuales se caracterizan por tener atractivos colores y el pavón no es la excepción porque gran parte de su cuerpo es de color amarillo, tan intenso que parece dorado, con rayas de color negro, pero su parte superior es de color verde y sus aletas son de color rojo.


Cabe destacar que dependiendo la edad los colores son más o menos intensos, por ejemplo, en los más viejos las rayas tienden a descolorarse. Otra de sus características físicas es su pequeña cabeza en relación a su cuerpo, así como sus grandes escamas.

En Colombia se encuentra distribuido en la cuenca del río Amazonas, así como la del río Orinoco y en otros afluentes de la Orinoquía, especialmente en lugares con más de 5 metros de profundidad, ya que gustan de nadar en aguas medias. También se tienen registros de esta especie en Brasil, España y Venezuela.


Es un pez inteligente, agresivo y con gran capacidad de nado, lo que le permite devorar otros peces, camarones, lombrices o hasta insectos. Una de las particularidades es que el macho es capaz de proteger a sus crías introduciéndolas en su boca en caso de algún peligro.


En Venezuela está prohibida la pesca de ejemplares de menos de 30 cm. En este país el Cichla ocellaris (llamado allí Pavón del río Cuyuní) se considera como una especie amenazada.

En Colombia también existe una normativa para el desarrollo sostenible del pavón. En el 2015 el Concejo Municipal de Puerto Carreño (Vichada) aprobó, mediante el Acuerdo No. 010 del 23 de junio, la reglamentación de la pesca del pez pavón, al ser iconos de la pesca deportiva del país y uno de los grupos de peces de agua dulce más apreciados y vistosos de América de Sur.

“Todos los individuos de pavón sin importar la época del año que sean capturados por pescadores deportivos o pescadores en general, en los lugares de la jurisdicción de este Acuerdo”, dice el Acuerdo.

We Love Villavo invita a proteger esta especie porque son perseguidos por los pescadores deportivos por sus características de lucha, en especial los ejemplares de mayores tallas, que son los reproductores más fuertes de las poblaciones naturales de las especies.

portada1_Mesa de trabajo 1_Mesa de trabajo 1.jpg