6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1
 

10 grandes momentos en la Historia de Villavicencio


We Love Villavo quiere que conozcas un poco más de tu ciudad en el marco de sus 180 años de fundación.


Estos son 10 grandes momentos que marcaron la historia de Villavicencio.


1. El Caserío de Gramalote

Las primeras casas se empezarían a construir en Gramalote entre los ríos Guatiquía y Negro. Campesinos y colonos habían sido atraídos por una próspera tierra de los Llanos de San Martín, dedicada a la agricultura, la ganadería y la minería.


Villavicencio se fundaría oficialmente el 6 de Abril de 1840 como un lugar de paso para comerciantes y colonos, recibiendo por ello el título de “Portal del Llano”.



2. Las grandes Haciendas

La Hacienda más reconocida de la región era la de Apiay. Sin embargo, una segunda oleada de colonos y comerciantes en 1860, persuadidos por la prosperidad de la región, muchos decidieron comprar tierras que luego transformarían en haciendas productivas cuyos nombres eran El Buque, El Trapiche, La Grama, Vanguardia, La Esperanza o El Triunfo, todos nombres de los actuales barrios de Villavicencio.


En 1869, el crecimiento de la ciudad motivó al Presidente de la República, Santos Gutiérrez, a firmar un decreto que designaba a Villavicencio como capital del Territorio Nacional de Los Llanos de San Martín.



3. El Gran Incendio de Villavicencio

El 28 de enero de 1890 un gran incendió consumió la mayoría de las casas en Villavicencio. La casi total destrucción del pueblo hizo que el gobierno central destinara 8.000 pesos para su reconstrucción, labor que contemplaba la Casa Cural y la Iglesia.

Su condición de ciudad Capital le permitió tener una madurez administrativa y un buen recaudo fiscal, lo que facilitó que Villavicencio volviera a levantarse, trayendo consigo un servicio de salud pública, el primer acueducto público y el fluido eléctrico.



4. La Guerra de los 1.000 días

Un asalto de unos 200 liberales armados el 30 de septiembre de 1899 permitieron que los rebeldes se hicieran con el control de Villavicencio, Medina, Uribe y San Martín. Como respuesta, el gobierno conservador envió desde Bogotá un comando que recuperaría prontamente la ciudad capital.


El conflicto armado se acompañó de una crisis económica producto de los saqueos y robos a las haciendas, así como los bloqueos y la parálisis del comercio.



5. Las misiones Católicas

Luego del regreso al poder de los Conservadores, las misiones se reactivaron en todo el país, siendo la comunidad salesiana responsable de los Llanos de San Martín. Tras la Guerra de los 1.000 días, esta comunidad sale expulsada. Solo hasta después de la guerra llegó la comunidad de San Luis de Monfort y las Hijas de la Sabiduría.


Ante la indiferencia del Gobierno Nacional, la comunidad monfortiana jugó un papel importante en la economía, la salud, la educación y la vida social de Villavicencio y la región llanera. Entre sus obras se destacan el Teatro Verdúm, el Hospital de Monfort (ahora Hospital Departamental de Villavicencio), el Colegio Nuestra Señora de la Sabiduría, el periódico “Eco de Oriente” o Banda Sinfónica Santa Cecilia.