6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

Omaira Guevara Cárdenas y sus artesanías con enfoque ambiental


Los vasos de plástico que normalmente se usan unos cuantos minutos, tardan por lo menos 50 años en degradarse. Luego de ser utilizados, muchos de estos contenedores de líquidos son arrojados a la basura, por lo tanto, suponen un problema importante para el aumento de los niveles de desechos.


Omaira Guevara Cárdenas, una llanera oriunda de Restrepo (Meta), pero que vive desde hace más de dos décadas en Villavicencio, decidió combatir esta problemática con la artesanía y desde el 2019 utiliza material reciclado para darle una nueva vida con sentido decorativo.


Se trata de figuras hechas a base de vasos de plásticos que conforman un paisaje representativo de los llanos orientales; los garceros.

“En Yopal, hace 6 años atrás, conocí un garcero y realmente quedé cautivada por la imagen que pude contemplar en ese momento. Desde entonces quise hacer unas pequeñas réplicas de dicho paisaje majestuoso, pero a base de material reciclado”, explicó Omaira Guevara.

Para tener como resultado una obra artística se requiere de un proceso largo, de aproximadamente dos días, que inicia con los recicladores de la ciudad, ya que ellos son quienes realizan la labor recolectar los vasos plásticos y posteriormente es Omaira quien los transforma.

Primero crea la figura con alambre, luego derrite cada uno de los vasos plásticos creando una especie de pasta con la que comienza a darle vida a cada una de las garzas que habitan la Orinoquía, en homenaje a la avifauna de la región.


Utiliza ramas de guayabo para crear el árbol que sostiene a las figuras ya pintadas. Además, recolecta material natural para crear nidos, que sirven como decoración y le aportan mayor realismo a la obra.


Finalmente expone el garcero culminado en el stand 43 de la Galería 7 de Agosto, donde se encuentra ubicado su emprendimiento que lleva por nombre Creaciones Omageca. Allí comercializa todas sus piezas artesanales, entre las que destaca los bolsos hechos cuidadosamente a mano, utilizando como materia prima el zuncho PET, hecho de material 100% reciclado.

“Soy una artesana que tiene como misión contribuir con la preservación del medio ambiente y a la vez proveer una gran variedad de productos que pueden ser utilizados como accesorio o decorativos para el hogar”, explicó la artesana.

La metense también ofrece bisutería, pero reconoce que sus productos estrellas son los singulares garceros y los bolsos. Los interesados en apoyar la artesanía llanera y una emprendedora que promueve el cuidado ambiental, pueden comunicarse a la línea 320 3004493.