6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

Luis Octavio Vélez, el llanero que transformó su vida con el arte, el rap y la barbería


“Entre las cosas humildes que nos podían ofrecer mis padres nunca nos faltó nada y yo fui un niño muy contento, a pesar de la pobreza siempre tuve juguetes y todas las cosas que uno necesita, pero todo cambió cuando llegamos al barrio Santa Fe”, dijo Luis Octavio Vélez Arenas.

El “Mister”, como es conocido el villavicenses, hablo con We Love Villavo y recordó su niñez, su adolescencia marcada por la delincuencia y las drogas y el “giro de 360 grado” que dio su vida, como él mismo lo explica, cuando habla de su profesión como barbero y su gestión social con los jóvenes que consumen sustancias psicoactivas o que cometen delitos.


La familia de Luis Octavio Vélez llegó al barrio Santa Fe cuando él tenía aproximadamente 10 años. Este sector de la ciudad percibido por sus habitantes como inseguro, a causa de la delincuencia, así como el consumo y la venta de drogas, fue el lugar donde aprendió a manejar un arma y a robar.

“Yo era muy buen estudiante y por no hacerle caso a mi mamá y mi papá comencé a tomar el camino de la delincuencia a los 14 años”, aseguró el “Mister”.

El 19 de diciembre del año 2007 fue capturado por la Policía Nacional y condenado a 20 años en prisión. Estando en la cárcel la barbería y el rap le transforman la vida.

“Un recluso de Buenaventura me enseña la barbería, en compañía de otro compañero de nacido en Santa Marta. Yo aprendí como una forma de generar ingresos en la cárcel y así poder llamar a mi familia. Con el tiempo me empezó a gustar, hasta que lo termino haciendo por gusto y no por dinero”, afirmó Luis Octavio.

Al tiempo que aprendía el arte de la barbería, componía canciones de rap, utilizando como inspiración las historias que escuchaba en la penitenciaria, asís como sus propias vivencias.


En él años 2017, luego de cumplir las tres quintas partes de su condena fue puesto en libertad condicional, y desde entonces se ha convertido en un ejemplo de resocialización. Junto con su esposa, fundó Raper Style, su propia barbería en el barrio 13 de Mayo.

“Jhon Lara, conocido como el “paisa” fue quien me enseño más técnicas de barbería con el apoyo de mi familia pude crecer y darme a conocer”, dijo Luis Octavio.

Para él la barbería le ayudo a no volver a cometer los errores del pasado, por eso cuando ve a un joven que se encuentra iniciando esa vida delincuencial le cuenta su historia, le ayuda a reflexionar frente a las consecuencias de sus actos y le ofrece formación en su arte en Raper Style,

“En mi barbería siempre va a haber un espacio para un joven que quiera cambiar, por eso les cambió un arma de fuego por un espacio donde puedan trabajar la barbería”, puntualizó el líder social.

Actualmente continúa luchando con el estigma de su pasado, demostrando que los cambios son posibles, por medio del arte, la barbería y el rap, generó con el que grabó en el año 2020 dos sencillos; Life Real Street y Destellos.

portada1_Mesa de trabajo 1_Mesa de trabajo 1.jpg