top of page
  • We Love Villavo

La Casa Circo ha beneficiado a más de 200 niños, niñas y jóvenes del barrio Calamar


Hace más de 30 años lo que hoy conocemos como el barrio Calamar de Villavicencio era parte de las playas del río Guatiquía, tras su inicio como un terreno invadido se catalogó por algún tiempo como una zona conflictiva cuya ubicación e historia facilitaban el micro tráfico y circunstancias sociales que margina a quienes vivían allí.

“Las mismas personas de la comunidad nos expresan que anteriormente era la esquina del consumo y del expendio, pero debido a la Casas Circo los niños empezaron a gozar de este espacio de tolerancia al consumo y la no violencia”, dijo Catalina Bustos, acerca de la transformación social que experimentó el barrio y la comunidad con la presencia del circo.

Con esta idea en mente, el colectivo Visual Concepts, que está conformado por Orlando Rojas, un artista de 56 años que es también víctima del conflicto y un líder social del sector, Catalina Bustos, Andrés Chaparro, Mauren Chaparro Bustos y otros tres artistas ponen en marcha la iniciativa de la Casa Circo.

Desde hace seis meses en ese espacio niñas, niños y adolescentes pueden ocupar su tiempo libre aprendiendo un arte circense, espectáculo de hula hula, malabares, monociclo y otras artes como el grafiti y el hip hop, de esta manera, se identifican talentos y se fortalecen iniciativas de emprendimiento que ha generado la misma comunidad.

Con respecto a la motivación de la iniciativa la gata, nombre artístico con el que se reconoce a Catalina Bustos le comentó a We Love Villavo “entonces pensamos que esta generación que se está entrenando en el circo estará libre de drogas y de violencia, además aprenderá a generar una actividad económica o a sanar su corazón, sus dolores a través del arte” .

Con la labor que ha realizado la Casa Circo se han beneficiado aproximadamente 200 personas entre adultos y niños, que mientras aprenden un arte se fortalecen como comunidad, sin embargo, los artistas desean no solo impactar a más personas sino generar sostenibilidad para el proyecto.

Para esto el colectivo solicita el apoyo de los habitantes de Villavicencio con donaciones de alimentos que puedan ofrecer a los niños como un complemento nutricional, disfraces, pelucas, plastilina, pintura, colores y materiales artísticos, así como donaciones económicas que permitan garantizar el pago del arriendo de la Casa Circo y promover que la comunidad se siga fortaleciendo.

Los villavicenses que deseen apoyar y conocer este proyecto social pueden acercarse a la Casa Circo todos los días de 10:00 a.m. a 7:00 p.m., también se pueden comunicar al (+57) 322 828 6891.


Comments


bottom of page