6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

Juan Felipe Torres pide el apoyo de los llaneros para poder viajar a Hungría


“Siempre he tenido mucha fe de que todo es posible, entonces, quienes tienen un sueño les aconsejo que actúen con determinación y fe”, le dijo a We Love Villavo

Juan Felipe Torres, el llanero que recibió una de las noticias más importantes de su vida, al obtener la beca que durante cuatro años había estado esperando y por la cual decidió aprender inglés.


La Stipendium Hungaricum y Tempeus Public Foundation le informó el 15 de julio del presente año que había sido becado para realizar sus estudios de pregrado de Business administration and management en la Pannon Egyetem, Universidad de Pannonia, ubicada en Veszprém, Hungría.

El joven oriundo de Villavicencio asegura que desde el 2016, año en el que se graduó del bachillerato, se estuvo preparando para este día. Como muchos colombianos, su situación socioeconómica no le permitió acceder a una institución de educación superior, situación que le causó frustración, pero que al mismo tiempo se convirtió en su mayor motivación para superarse.

“Mi mamá trabajaba de aseadora y no tenía contrato fijo. Por otra parte, mi papá es discapacitado, tiene artritis y osteoporosis, desafortunadamente perdió la movilidad de una mano debido a que tuvo una quemadura con neme caliente. También sufrió un infarto, lo que lo dejó infartado por un mes. Entonces mis padres no me podían apoyar con la universidad y aunque me afectó emocionalmente al principio, no me rendí”, explica Juan Felipe Torres.

Fue entonces cuando el llanero empezó a estudiar inglés, sin más recursos que su teléfono celular y una voluntad inquebrantable de salir adelante.


Educación autónoma

“Yo pertenecí durante 6 años a la Fundación Camino De La Esperanza donde los benefactores eran alemanes, entonces desde niño crecieron esas ganas de aprender idiomas”, recuerda Juan Felipe Torres.

Al no tener la posibilidad de realizar sus estudios universitarios, Juan se propone aprender inglés durante el tiempo que esperaba abrieran las inscripciones para realizar tecnólogo en el SENA.

Con tan solo 16 años de edad y un smartphone inició un camino marcado por la disciplina, constancia y el aprendizaje autónomo. Luego de tres meses aprendiendo el idioma por medio de videos en YouTube y aplicaciones gratuitas como Duolingo, logró tener una conversación fluida en inglés con un alemán. Desde dicho momento no ha dejado de practicar y fortalecer sus conocimientos.


En el vicio SerNacional de Aprendizaje (SENA) realizó un tecnólogo en Diseño de Productos Industriales y en la prueba Saber TyT, dirigido a estudiantes próximos graduarse o graduados de los programas técnicos profesionales y tecnológicos, obtuvo una puntuación de B2 en inglés, lo que le permitió postularse para la beca de Hungría.