top of page
  • We Love Villavo

Fue dejado en libertad el presunto asesino de Julieth Alejandra Torres Castañeda


Hoy se cumplen dos años y 116 días desde que se derrumbó la vida de la familia Silva Torres, tras haber recibido la noticia de que el cuerpo inanimado de Julieth Alejandra Torres Castañeda fue hallado por la Policía Metropolitana de la capital del Meta, en un despeñadero de 70 metros, por el Km 85 + 500, en la vía que comunica a la puerta al llano con la ciudad de Bogotá.


Cabe destacar que la villavicense de 20 años llevaba cinco meses separada de su expareja y padre de su hijo, Alexis Camilo Montoya Parra, a quien había denunciado en dos ocasiones por violencia intrafamiliar ante la Fiscalía, la Comisaría de Familia y la Policía. El 28 de febrero de 2019 un Juez Penal Municipal le impuso medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en establecimiento carcelario a Alexis Montoya por los delitos de feminicidio agravado y porte ilegal de arma de fuego, e igualmente, fue objeto de esta medida el presunto coautor del delito, Jhon Edixon Vallejo Rodríguez.


¿Cómo se dieron los hechos?


Julieth Alejandra Torres Castañeda tuvo una relación sentimental con Alexis Camilo Montoya Parra durante seis años, producto de la unión nació un niño en el 2014. Sus amigos la recuerdan como una joven alegre, sin embargo, su familia le dijo a We Love Villavo que durante el tiempo que convivió con su pareja su sonrisa fue sustituida por el miedo, a causa del constante maltrato físico, verbal y psicológico propiciado por su compañero.

“Dicen que los ojos son el reflejo del alma y estos mostraban su miedo y tristeza. Ella me contó que él llegó a torturarla hasta con un lapicero, hiriéndola en diferentes partes del cuerpo, dejándole marcas”, explicó un familiar.

En agosto del 2018 Julieth Torres realizó la segunda y última denuncia por violencia intrafamiliar y decidió dar fin a la relación con aquel hombre que por años la había agredido. Según denuncia la familia durante el proceso de separación recibió amenazas y hostigamientos en diferentes ocasiones por parte del presunto asesino.


El último día que vieron a Julieth Alejandra Torres con vida fue el sábado 19 de enero de 2019. Para aquella época estaba programada una cita médica para su pequeño hijo de cuatro años de edad, motivo por el cual no fue a trabajar en el casino donde laboraba.

A las 6 de la tarde se comunicó con una de sus hermanas y le dijo a través de un audio de WhatsApp que ya se dirigía para la casa. Su familia asegura que, si llegó a la residencia, ya que después encontraron las prendas utilizadas durante el día para asistir al hospital con el menor de edad, sin embargo, por alguna razón salió nuevamente y a la 1:00 a.m. y su ausencia alarmó a sus allegados.


A las 7:00 p.m. del día siguiente su hermana denunció la desaparición ante la Fiscalía y junto con la familia iniciaron una exhaustiva búsqueda por el municipio, desde Porfía hasta la vereda Buena Vista. El martes, 22 enero fue hallado por la policía un cuerpo sin vida en el kilómetro 85+500, que respondía a las características de una fémina.


Su familia recuerda que al llegar al lugar de los hechos reconocieron al instante una moña negra y una sandalia doradas que se encontraba en el pasto metros antes del barranco. Minutos que parecían horas duró el levantamiento del cuerpo realizado por parte del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía.

A través de una investigación se pudo determinar que la la joven villavicense fue llevada en un taxi por Jhon Edixon Vallejo Rodríguez, amigo de Alexis, al sector conocido como la Coloradita. Allí Alexis Camilo Montoya Parra la asesinó propinándole seis disparos y luego la lanzó por el barranco para esconder toda evidencia del crimen.


Actualmente se les sigue proceso penal ante el Juzgado Primero Penal del Circuito de Villavicencio, a Alexis Camilo Montoya por el delito de Feminicidio Agravado y Porte Ilegal de Armas de Fuego y a Jhon Edixon Vallejo Rodríguez por el delito de Homicidio Agravado y Porte Ilegal de Armas de Fuego, pero fueron recientemente dejados en libertad, sin que exista sentencia de condena o absolución en el caso, según informó la Fiscalía 15 Seccional de Villavicencio.


Recientemente el Juzgado Primero Penal del Circuito de Villavicencio informó que nuevamente fue reprogramada la audiencia preparatoria para el 7 de julio, situación que preocupa a la familia Silva Torres porque según ellos podría favorecer al presunto asesino, hoy continúan exigiendo justicia y esperan que el crimen no quede impune y alzan la voz para evitar que otras mujeres sean víctimas de feminicidio.


Comments


bottom of page