top of page
  • We Love Villavo

El Nuevo Maiquetía un almacén de sombreros con más de 60 años de historia


En los últimos 80 años Villavicencio se ha transformado considerablemente, con el tiempo llegaron los centros comerciales modernos, los grandes parques y las empresas nacionales y extranjeras. Indiscutiblemente, la ciudad ha cambiado, pero en el corazón del municipio se encuentra un edificio que pareciera se hubiese quedado congelado en el tiempo.


Está ubicado en la carrera 31 # 39 - 03, es de color blanco y hace parte del centro histórico de Villavicencio, allí se puede observar su arquitectura que pertenece a la época de antaño y en la esquina, un local que se ha convertido en un referente de la tradición.

Se trata de El Nuevo Maiquetía, un almacén que desde hace varias décadas se ha dedicado a la comercialización de sombreros, ofreciendo variedad de colores, marcas y diseños.


Teresa Jiménez es la actual propietaria de Maiquetía, una mujer que se ha esforzado por mantener la estética del lugar que ella conoció cuando tan solo tenía 19 años de edad. Aunque no le gustan las entrevistas le contó a We Love Villavo su historia y la del longevo almacén.

“Yo nací en el páramo del Cocuy, pero una de las tantas guerras del país me trajo al Meta”, inicia diciendo mientras recuerda sus primeros años de vida, cuando el conflicto armado la trajo a la puerta del llano. Estuvo unos años en el municipio y posteriormente se fue para Bogotá, aun huyendo de la guerra.

Nuevamente, en 1960 su familia la trajo a Villavicencio, cuando se inauguró como departamento al Meta. Ese mismo año una amiga la recomendó con Isabel Muñoz de Ortiz, dueña y fundadora de el Nuevo Maiquetía, para qué la contratara como asesora comercial.


Con una risa nerviosa confiesa que para ese entonces no sabía ni como ofrecer un sombrero, sin embargo, el tiempo y la constancia la convirtieron en una persona que conoce los sombreros llaneros como la palma de su mano.

“Cuando yo llegué aquí, este lugar ya existía” asegura mientras explica que el almacén debe tener más de 80 años, de hecho, cuando se fundó se llamaba Baronet, pero la llamada época de la violencia en Colombia obligo a Isabel Muñoz a llevar su empresa a Bucaramanga donde escucho que en Venezuela el aeropuerto Internacional de Caracas lleva por nombre Maiquetía. Le gusto tanto que consultó si no estaba patentado y posteriormente le modificó el nombre a su empresa de sombreros, que a los pocos años volvió a la capital del Meta, al mismo lugar que antes, pero llamándose El Nuevo Maiquetía.

El lugar que desde su creación ha sido liderado exclusivamente por mujeres pujantes como ella, conserva algunas reliquias; una antigua máquina registradora, los stands que llevan varios años en el mismo lugar y algunos elementos u accesorios de antaño.


Valentina Cocoma Nova, sobrina de Teresa Jiménez, es vaquera desde hace 10 años, por su profesión ha sido testigo del cariño y respeto que los jinetes de la región le tienen a su tía y al tradicional lugar.

“Todo el tiempo escucho que los vaqueros de diferentes partes del departamento hablan de mi tía, muchos la conocen y aunque en la ciudad hay más almacenes, siguen comprando sus sombreros en Maiquetía como por tradición”, afirmó Valentina.

También menciona que el objetivo es seguir guardando la misma esencia, pero incluyendo algunos elementos modernos en su imagen, así como en la forma de visibilizar el almacén.

“Por la pandemia nos vimos en la obligación de adaptarnos a las redes sociales, creamos Instagram, Facebook y WhatsApp para atender a nuestros clientes y coordinar envíos nacionales, ahora queremos renovar algunos aspectos estéticos del almacén”, dijo Valentina.

Con esas modificaciones Teresa espera que las personas se sientan más atraídas por este lugar que ha sobrevivido a los cambios del municipio y que a pesar de los años sigue promoviendo el uso de uno de los accesorios más importantes para el llanero; el sombrero.


Comentarios


bottom of page