6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

El equipo de fútbol para ciegos del Meta se coronó como campeón frente a Tolima y Bogotá


Superación, trabajo en equipo y destreza fue lo que se pudo observar en el primer Inter Clubes de fútbol cinco sonoro que se llevó a cabo en Villavicencio, donde el Club Deportivo Giocatore, el equipo metense de personas con discapacidad visual, se coronó como campeón frente a Tolima y Bogotá.


El 16, 17 y 18 de diciembre se cumplió el compromiso en el primer Torneo Nacional Navideño Invitacional realizado en el Meta. El reciente club de llaneros fundado este año, demostró su habilidad con el ruidoso balón, característicos de este deporte para invidentes.

Samuel Martínez, técnico de Giocatore y licenciado en educación física y deporte, menciona que la convocatoria para formar el equipo se realizó en el mes de enero, después de haber asistido a los Juegos Nacionales y Paranacionales Bolívar 2019, evento en el que reconoció la ausencia e importancia de este deporte en el Meta.


El fútbol para ciegos, también conocido como "fútbol sonoro", es un deporte muy similar al que juegan las personas videntes, pero cuenta con una serie de adaptaciones para facilitar y mejorar la práctica deportiva: a la indumentaria regular que utilizan los participantes, se suman los parches oculares para fomentar la verdadera igualdad deportiva.

Además, el campo está limitado con unas vallas laterales que evitan las fueras de banda, y posee un balón que tiene un sonido particular, puesto que en su interior alberga cascabeles que tiene un constante tintineo, “motivo por el cual, durante el partido, la audiencia debe estar en sepulcral silencio, a menos que se festeje un gol”, explica Samuel Martínez.


cabe destacar que el equipo debe estar compuesto por cinco jugadores, cuatro de campo ciegos y un portero vidente, sin embargo, este último cuenta con un área de un metro de largo por cinco centímetros de ancho, del cual no puede salir. Un guía detrás de la portería orienta a los futbolistas.


El club deportivo metense está conformado por 10 hombres apasionados al fútbol que carecen de visión desde el nacimiento o la perdieron por alguna enfermedad y en algunos casos accidente, todos son del departamento y pertenecen al municipio de; El Castillo, Acacias, San Martín, Granada, y Villavicencio.


La pandemia por el COVID-19 dificulta el proceso de entrenamiento, sin embargo, la necesidad de la inclusión deportiva y la ilusión de los integrantes del club, propició un ambiente donde las barreras no existieron e iniciaron un proceso de educación virtual, en el que Samuel Martínez, el joven, pero idóneo técnico de 23 años junto con Astrid Carolina Herrera Hernández, la presidenta del equipo, iniciaron los procesos para “la constitución legal ante el ente municipal regulador del deporte”.