top of page
  • We Love Villavo

El avión discoteca en el que se divertían los villavicenses en los años 70


Los medios internacionales aún recuerdan el año de 1977, cuando existía un avión que contaba con pista de baile y era considerado uno de los lugares nocturnos más populares en Valencia, España, pero pocos conocen la historia de un establecimiento nocturno con estas características que funcionó en los llanos orientales de Colombia, puntualmente en Villavicencio, Meta.


Los habitantes más longevos de la capital del departamento del Meta recuerdan el llamado “avión discoteca”, como uno de los antros nocturnos más novedosos para la década de los 70. No solo se trataba de un sitio para consumir licor y bailar, era un atractivo turístico que desafortunadamente sucumbió con el pasar del tiempo.


Para dicha época los aviones adaptados para el entretenimiento nocturno eran comunes en algunas partes de Europa, sin embargo, en un territorio que hacía menos de tres décadas había sido declarado municipio, como fue el caso de Villavicencio, era algo extraordinario que llamaba la atención y despertaba la curiosidad de quien lo veía.


Camilo Humberto Caballero Cubillos, un historiador con una memoria prodigiosa, recuerda la aeronave que conoció en persona. Es uno de los pocos villavicenses que puede asegurar que estuvo bebiendo y bailando en este lugar, mientras escuchaba la música de Los Corraleros de Majagual, El Loco Gustavo Quintero, Los Diplomáticos y Billo's Caracas Boys

“Estaba decorado con luces, en la cabina estaba el bar, en el pasillo había unas mesas pegadas al costado de la nave con unas cuantas sillas y la pista de baile era pequeña”, explicó Camilo.

El exterior del avión era de color gris y se encontraba en un terreno amplio y empedrado, donde fueron ubicada varias sillas y mesas, para aprovechar al máximo el espacio, teniendo en cuenta que el interior del vehículo con alas era reducido.


Oscar Pabón Monroy, quien es comunicador social y periodista metense, explicó que el “avión discoteca” estaba ubicado por el puente del caño Maizaro, donde actualmente se encuentra la Ferretería La Escuadra y la Tienda Ara de la carrera 32.


Aunque Oscar Monroy no conoció el interior del avión, coincide con Camilo Humberto Caballero al mencionar que posiblemente se trataba de un Douglas DC-3, avión al que históricamente se le atribuye el inició la revolución del transporte aéreo de pasajeros, siendo uno de los modelos más influyentes en la aviación comercial.


Algunos dicen que el avión pertenecía a un emprendedor visionario, otros que creen que fue comprado por un capitán de la Fuerza Aérea retirado. Con respecto a la razón por la que el avión fue llevado al centro de la ciudad y adaptado para otras funciones que no eran volar, para lo que usualmente se hace, existen varias hipótesis; una de ellas habla de un accidente aéreo.

“Durante un vuelo, tuvo una falla en el motor y el piloto hizo un aterrizaje de emergencia en un terreno despejado de una finca cerca de Puerto López, Meta… El aparato queda abandonado por falta de una pieza del control de mando, que era difícil de conseguir”, escribió Historias del Meta.

Lo cierto es que del avión no quedan sino los recuerdos de quienes vivían en dicho momento en el municipio, porque antes de finalizar la década de los 70 el singular antro dejó de funcionar.

“Yo pienso que desapareció porque no era un negocio tan rentable. Para empezar la pista de baile era incómoda, por lo pequeña, además las sillas y mesas del exterior se mojaban en invierno, por lo que solo era frecuentemente visitado en verano”, puntualizó Camilo Humberto Caballero.

Lo último que se supo del avión fue que lo retiraron del terreno donde se encontraba ubicado y posteriormente fue abandonado.


Fotografía tomada de la fanpage Historias del Meta.

Comentários


bottom of page