Capítulo 2 - La fundación de Villavicencio | Así se fundó Villavicencio


El pequeño caserío de Gramalote pasaría a llamarse Villavicencio en honor al prócer de la independencia Antonio Villavicencio. El prometedor futuro económico del nuevo Distrito Parroquial atraería una nueva oleada de migrantes, quienes construirían varias haciendas cafetaleras y cacaoteras.


Una primera migración habría sucedido para la década de 1840. Colonos provenientes de Cáqueza, Fosca, Quetame y Chipaque construyeron sus primeras casas con hojas de palma y tierra mezclada con hierbas.


La población de Gramalote había crecido lo suficiente y para el año de 1848, el cura de San Martín, Ignacio Osorio, dio su primera misa y consagró la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, dividiendo a la población en dos: Gramalote y Cumaral. Dos años más tarde, a través de la ordenanza 106 del 21 de octubre de 1850, la Cámara Provincial de Bogotá crearía los Distritos Parroquiales de Serviez (Cumaral) y Villavicencio (Gramalote), último nombre adoptado del prócer de la independencia Antonio Villavicencio y Verástegui.


La fundación de Villavicencio es identificada por algunos con la fecha de expedición de la ordenanza (21 de octubre); para otros historiadores como Nancy Espinel Riveros, esta se debe identificar con la compra de la Hacienda Apiay en 1797; sin embargo, la fecha oficial de su fundación fue definida por el Consejo Municipal en 1986 como el 6 de abril de 1840, cuando las primeras casas se edificaron en la población de Gramalote, recordando que fue la colonización espontánea y no una iniciativa de gobierno la que dio origen a la ciudad


Para la época, la Iglesia Católica había jugado un papel importante para la fundación de Villavicencio y sus miembros participaban de las actividades educativas y económicas de la región; destacándose la labor del padre Manuel Santos Martínez, quien realizó las gestiones necesarias para que le asignaran 600 fanegadas de tierra al Distrito Parroquial.


Pese a la pujanza del naciente pueblo, su crecimiento y desarrollo dependía mucho del comercio con Bogotá, algo bastante complicado debido a los 125 kilómetros de trocha y los 3.000 metros de altura que separaba ambas poblaciones. En 1855, la compañía británica Rothschild & Son contrató al ingeniero colombiano Ramón Guerra Azuola para que realizara una inspección del río Meta y la vía que lo conectaba a Bogotá con el propósito de establecer una ruta comercial entre la capital de la República y este importante río de los llanos orientales. El ingeniero llegó a la conclusión de que lo accidentado de este camino hacía imposible, a falta de tecnología, construir un camino de rueda que facilitará la conexión y el comercio entre ambas regiones.

Sin carretera y con un clima agresivo para los forasteros, para la década de 1860, una segunda oleada de migrantes provenientes de Bogotá empezaron a comprar grandes extensiones de tierra para fundar haciendas cafetaleras y cacaoteras, las cuales recibían los nombres de El Buque, El Trapiche, La Grama, Vanguardia, La Esperanza o El Triunfo, nombres que actualmente reciben los barrios de Villavicencio y que en tiempos pasados fueron grandes haciendas que marcaron la actividad económica de la ciudad.

Finalmente, en 1887, el hacendado Ricardo Rojas, donaría parte de sus acciones adquiridas en la Comunidad de Apiay y estas representarían las hectáreas de tierra necesarias para definir los linderos de la ciudad de Villavicencio, una labor que había emprendido en ese entonces Belisario Acuña, alcalde del Distrito Parroquial por orden del prefecto de policía Rufino Gutiérrez.

Esta producción ha tenido como fuente bibliográfica los libros “De pueblo de Frontera a Ciudad Capital” de Jane Rausch y “El Centro Fundacional” de Nancy Espinel Riveros y Ángel Núñez de Velasco.

Suscríbete

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
logo-we-love-villavo-blanco.png