6juym7omj1b7z1gfvn906l263ivgu1 670081166403404
 

7 marcas de café llanero que puedes encontrar en la Galería 7 de Agosto


Por décadas el conflicto armado ocultó la grandeza del departamento del Meta y de las personas que habitan en él. Campesinos y campesinas que han desarrollado procesos de resistencia por medio del cultivo comunitario.


Es por esta razón, que actualmente en la Galería 7 de Agosto de Villavicencio se puede conocer la historia de los agricultores que fueron víctimas de la cruda guerra que por 50 años sé perpetuo en el país, y la de otros tantos que solían ganarse la vida cultivando coca. Pero que hoy se dedican a cultivar, procesar y comercializar café, como una forma de generar progreso en la región.

En la moderna plaza, específicamente en el local número 5 las personas pueden adquirir un producto llamado Aricafe, el cual es procesado por manos de mujeres víctimas del conflicto armado que pertenecen a la Asociación para el Desarrollo de las Mujeres del Ariari (Asodemuar) ubicada en el centro poblado de Medellín del Ariari.

En el mismo stand el barista Hernando Baquero espera con una sonrisa a los visitantes de la galería para ofrecerles un café con aroma a paz llamado Café Guapaya, de la Asociación De Productores Agropecuarios del Sector del Guapaya del Meta. El cual surgió como alternativa al desarrollo frente a los cultivos ilícitos que tradicionalmente predominaron en dicho territorio.

Estas nuevas prácticas agrarias que permiten transformar el territorio, y que los y las campesinas construyan un modo de vida sostenible con el entorno son las mismas que permitieron naciera el Café Amaico. Dicho producto es producido en el municipio de Mesetas y procesado por las manos de las mujeres de Asodemuar con el apoyado por el Programa de Apoyo a la Construcción de Paz en Colombia ProPaz, en el marco del componente ForPaz, cofinanciado por la Unión Europea e implementado por la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH.

Con el objetivo de hacer del cultivo del café una herramienta para el progreso sostenible y transformador hacia la inclusión, surgió Café Visión, elaborado por productores con limitación visual del municipio de Cubarral (Meta) y que actualmente es comercializado en Villavicencio en los mercados campesino.

Con ese enfoque comunitario 25 familias residentes de la vereda Puente Abadía de Villavicencio se organizaron para comercializar el café que se cultiva en este sector de la ciudad. Se trata de una práctica agrícola que carece de productos químicos, por lo que Café Villavo es 100% natural y orgánico.

De esta manera también nació el Café Montellano. Una marca local de una asociación de productores de las veredas Contadero, Samaria, San Luís de Ocoa, y Buena Vista de Villavicencio, quienes le han apostado al cultivo y comercialización de café orgánico.

Por otra parte, en el sector de Buenavista de Villavicencio también se cultiva y procesa café artesanal, el producto final lleva por nombre Nakua. Esta marca local cuenta con alta responsabilidad social, dado que trabaja de la mano con víctimas del desplazamiento forzado por la violencia y campesinos de la zona, en un proceso de agricultura limpia, la cual se basa en un manejo libre de insecticidas, herbicidas y fungicidas para llevar un café sin químicos a los llaneros.


Cabe recordar que todas las marcas de cafés llanero y artesanal mencionadas en la nota se encuentran en la Galería 7 de Agosto, en el local número 5, 47 y 48.