“La República Liberal”| Así se fundó Villavicencio, Capítulo 10


El Meta apenas asimilaba la noticia de que la crisis del 29 en EEUU impediría financiar el tren Bogotá-Villavicencio cuando los liberales regresaron al poder tras 44 años de Hegemonía Conservadora.


Enrique Olaya Herrera ganaría las elecciones en 1930 con el apoyo de liberales y conservadores moderados. Su Plan de Gobierno contemplaba la industrialización y el fortalecimiento de las políticas sociales, sin embargo, para 1932 estallaría una guerra con el Perú que complicó la ejecución de las mismas.

Los liberales continuarían gobernando tras la victoria de Alfonso López Pumarejo, quien, a raíz del conflicto colombo-peruano, decidió fortalecer la presencia del Gobierno Nacional en todos los territorios nacionales como la Amazonía, La Guajira y los Llanos Orientales. La “Revolución en Marcha” representaría grandes avances para la región del Meta.

Pronto se verían los cambios. La carretera Bogotá-Villavicencio, que tuvo una inversión de $1.886.929 pesos para la construcción de 125 km, fue entregada en 1936 bajo la inspección del Ministro de Gobierno Alberto Lleras Camargo.

Esta mega-obra ilusionaría a los ganaderos, quienes ya habían implementado las mejoras de pasto y los perfeccionamientos en los cruces, permitiéndoles mejorar la calidad y cantidad del ganado. Lastimosamente, pronto se darían cuenta que los camiones que estaban disponibles para el transporte de ganado de Villavicencio al altiplano no lograban caber en las curvas de la estrecha carretera. Ni la millonaria inversión en un equipo de refrigeración ni la mejora en los manejos dados en los mataderos lograron solventar el impacto que provocó la imprecisión de la obra.

Pese a esto, el Meta logró exportar para 1938 algo más de 30.000 cabezas de ganado por año; de igual forma, el plátano, la yuca, el maíz y el arroz aparecían como recursos con alta demanda en Bogotá.

Otras actividades económicas que empezaban a prometer grandes ingresos y ganancias para la región del Meta eran la industria petrolera con los inicios de las primeras exploraciones petroleras en San Martin, Chafurray, Vorágine, Chaviva; la Cervecería Bavaria abriría su primera fábrica ne los llanos y el turismo, el cual se había incrementado gracias a la construcción de la carretera, la cuál, años mas tarde se extendería hasta Puerto López por iniciativa propia del Presidente López, quien entusiasmado divisó una ruta comercial que conectaría los Llanos Colombianos con el Atlántico por medio del río Meta y Orinoco.


La economía llanera crecía como su población, hasta el punto de incrementarse en un 500%; sorprendente explosión demográfica se debió a los incentivos que la economía, la vía y la posibilidad de colonizar tierras generaba en poblaciones de Cundinamarca, Tolima o Boyacá. Pese a la dificultad para la adjudicación de tierras, incrementada por la preferencia de los políticos locales de favorecer a los grandes terratenientes y ganaderos; y las pésimas condiciones de salubridad que ocasionaban sinnúmero de enfermedades en las personas, el llano continuaba atrayendo gran cantidad de personas e inversionistas.

El trabajo de varios médicos y científicos de la salud, con el apoyo de la Fundación Rockefeller, lograron trabajar en investigaciones para trata la fiebre amarilla y otras enfermedades, permitiendo vacunar a muchas personas a medida que se avanzaba en los estudios.

La salud no solo mejoró considerablemente gracias a estos trabajos, sino también a la terminación del sistema de desagüe de la ciudad que significó mejorar las condiciones de salud pública e higiene.

Finalmente, la Educación en Villavicencio y la Intendencia del Meta mejoraría con el incremento presupuestal que pasó de $3.850 pesos a $10.690 pesos, permitiéndole al Gobierno tener para finales de los 30 un total de 22 colegios oficiales que educaban a 505 niños y 385 niñas, cifras que se engrosaban con el servicio prestado por la comunidad de Monfort, que tenía a su cargo 20 escuelas con 505 niños y 834 niñas. A pesar del esfuerzo y los logros conseguidos por la política educativa, aún existían cifras muy altas de analfabetismo y ausentismo en las escuelas.

Los Liberales continuarían gobernando hasta 1948, con los Gobierno de Eduardo Santos y Alfonso López Pumarejo II, gobierno que fallaría en su empresa y sería terminado por Alberto Lleras Camargo.

Pese a esto, los llanos parecían destinados a la prosperidad económica, hasta que el 9 de abril de 1948 asesinarían a Jorge Eliécer Gaitán en pleno centro de Bogotá. La muerte del líder político y candidato presidencial para la época, desencadenó un conflicto de tanta crueldad que se denominaría “La Violencia” a este duro episodio de la historia colombiana que envolvería en un infierno a toda la región llanera.

Esta producción ha tenido como fuente bibliográfica los libros: “De pueblo de Frontera a Ciudad Capital” de Jane Rausch; “Los forjadores de Villavicencio cuentan su historia” compilación de textos realizada por CORCUMVI; “Villavicencio, dos siglos de historia comunera (1740-1940)” de Nancy Espinel Riveros y “El Centro Fundacional” de la misma historiadora y Ángel Núñez de Velasco.

#Editorial #Historia

Suscríbete

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
logo-we-love-villavo-blanco.png