• We Love Villavo

“La Comunidad de Monfort” | Así se fundó Villavicencio Capítulo 7


Con la salida de los Salesianos, la crisis económica y política de la región y un Gobierno Nacional ignorando los llanos de San Martín, nacería la Intendencia Nacional del Meta y la comunidad de Monfort sería la encargada de llevar sus riendas.


La guerra había terminado, Colombia estaba devastada y la crisis económica producto de la violencia golpeaba varias regiones del país. Rafael Reyes, un general oficialista de la Guerra de los Mil Días había ganado la Presidencia de la República en 1904 tras unas polémicas elecciones. El Quinquenio, como se conoce su gobierno, decidió disolver el Congreso y ampliar el periodo de Gobierno, por tal motivo algunos historiadores consideran que Reyes fue una especie de dictador.

Los llanos orientales no recibieron un buen trato político por parte del Gobierno de Reyes; éste había improvisado un poco con la organización territorial de la región, llegándola a modificar en dos ocasiones para finalmente convertirla en la Territorio Nacional del Meta con capital Villavicencio. De igual forma, consideró que el Meta se convertirían en el territorio propicio para la ejecución de condenas penales para peligrosos convictos y delincuentes políticos, convirtiendo la próspera región en un intento de colonia penal.

A un gobierno local débil y una fuerza pública insuficiente se le sumó el desinterés de Gobierno Nacional por llevar grandes inversiones y proyectos a los territorios del Meta; generando un ambiente propicio para que la misión de la comunidad de la Sociedad de María de Monfort entrara a ocupar un rol protagónico en la edificación del futuro de Villavicencio y logrará un radio de acción en la región del Vicariato Apostólico de San Martín que comprendía los territorios del Meta, Vichada y Vaupés que contenía al hoy Guaviare.


La comunidad de origen francés y holandés logró con el tiempo posicionarse con fuerza en la región gracias a los beneficios que Colombia le había otorgado a la Iglesia Católica con el Tratado de Misiones firmado entre la nación y el Vaticano en 1902, permitiéndole a las misiones tener el control sobre la educación primaria de las regiones selváticas o apartadas, así como acceso a tierras públicas con el propósito de fomentar la colonización y un presupuesto de 75.000 pesos anuales para ayudar a costear sus actividades.

Gracias a semejantes beneficios, la comunidad de Monfort, representada por los Padres de Monfort y las Hermanas de la Sabiduría, establecieron escuelas y conventos en Villavicencio, Medina, San Martín, El Calvario y Vichada como parte de su actividad educativa; impulsaron la construcción de varias edificaciones con alto impacto en la sociedad, dejando huella en la memoria urbana de Villavicencio con un tipo de arquitectura.

El trabajo y la legitimidad que los Monfortianos lograron en la el Meta les permitió tener tanto poder, que lograron intervenir en ocasiones en las decisiones del gobierno civil.

Esta producción ha tenido como fuente bibliográfica los libros “De pueblo de Frontera a Ciudad Capital” de Jane Rausch, “Villavicencio, dos siglos de historia comunera (1740-1940)” de Nancy Espinel Riveros y “El Centro Fundacional” de la misma historiadora y Ángel Núñez de Velasco.

#Editorial #Historia

Suscríbete

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
Información de Villavicencio