• We Love Villavo

“La Guerra de los Mil Días” | Así se fundó Villavicencio Capítulo 6.


Cuando se pensaba que Villavicencio y los Llanos de San Martín tendrían protagonismo económico en la entrada del siglo XX, sus inmensas tierras se convirtieron en un campo de batalla y sus aguas se tiñeron de sangre.


En el momento en que Villavicencio y todo el territorio de San Martín de los Llanos se dirigía hacia una entrada triunfal en el siglo XX, con una economía atractiva y en crecimiento; el vasto territorio de los llanos orientales se convirtió en uno de los principales escenarios de `La Guerra de los Mil Días´.

Algunos historiadores coinciden en que `La Guerra´ inició con el ataque de los Rebeldes Liberales a Bucaramanga el 17 de octubre de 1899. Sin embargo, días atrás, exactamente el 30 de septiembre, unos 200 liberales armados hicieron una toma a las poblaciones de Villavicencio, Medina, Uribe y San Martín, lo que obligó al Gobierno Conservador a enviar centenares de soldados desde Bogotá, bajo el mando del General Mariano Ospina Chaparro.

La recuperación militar de las poblaciones representó la primera gran consecuencia de la guerra; el gobierno civil no era reconocido por el poder militar debido ambiente hostil provocado por los múltiples combates con el bando Liberal, dificultando las labores de la administración pública y conduciendo a una segunda consecuencia, cuando ambos ejércitos empezaron a recurrir a prácticas sanguinarias y al robo de propiedades muebles e inmuebles de los habitantes del llano, que en su mayoría se declaraban neutrales.

Para diciembre de 1899, las afueras de Villavicencio pertenecían a los guerrilleros liberales bajo el mano del General Avelino Rosas, quien después de una campaña desde Orocué en 1900, se hizo con el cuartel gubernamental de Medina, afianzando la posición liberal sobre los Llanos de San Martín, a excepción de la capital, Villavicencio, que permanecía en manos del General Conservador Ospina Chaparro.

Luego de utilizar los llanos como retaguardia, consolidando su posición y aprovechando la entrada de armamento a través del Río Meta; para 1901, los Liberales ya habían unificado su ejército bajo el mando del General Rafael Uribe Uribe por lo que decidieron ascender hacía Bogotá, con Cesáreo Pulido y Juan MacAllister avanzando hacia Guasca, y Uribe Uribe haciendo lo propio sobre Chocontá.


En su campaña por Cundinamarca, entre 1901 y principios de 1902, Los Liberales fueron golpeados por las fuerzas oficialistas hasta hacerlos retroceder a la población de Medina. Con un Ejército Liberal Unido diezmado, se firmó el 2 de abril el Pacto de Medina y cada líder liberal regresaría a su región en donde reactivaría la confrontación armada. Pulido marcharía hacía el Tolima, Uribe Uribe para el Departamento del Magdalena, Benjamín Herrera mantendría sus acciones en Panamá y MacAllister permaneció en Villavicencio y sus alrededores.

El 6 de agosto apresaron a Pulido y lo fusilaron el 13 de septiembre en El Espinal; 2.000 hombres del ejercito oficial recuperaron fácilmente los llanos orientales; Uribe Uribe aceptó el armisticio con el tratado de Neerlandia el 18 de octubre; y por último, Herrera, a bordó de un buque de guerra gringo, firmó con el gobierno el tratado de Wisconsin el 21 de noviembre de 1902 dando fin a la `Guerra de los Mil Días´.

Otras dos grandes consecuencias de la guerra fue la paralización del comercio gracias a la inseguridad que existió en las rutas comerciales, causa que junto a la violencia y al saqueo que realizaban los ejércitos liberales y conservadores, quebraron por completo las haciendas de café y caña, los hatos ganaderos o las plantaciones de caucho.

Tras la crisis económica y social, la violencia terminó por expulsar la misión de los salesianos que apenas llevaban un poco más de 10 años de trabajo tras su regreso en 1886 con la llegada de los conservadores al poder.

Su salida, sería la llegada de la Compañía de María de San Luis de Monfort y las Hijas de la Sabiduría. Ambas misiones, marcarían el futuro de la ciudad de Villavicencio, principalmente en los campos de la educación, la cultura y la arquitectura.

Esta producción ha tenido como fuente bibliográfica los libros “De pueblo de Frontera a Ciudad Capital” de Jane Rausch, “Villavicencio, dos siglos de historia comunera (1740-1940)” de Nancy Espinel Riveros y “El Centro Fundacional” de la misma historiadora y Ángel Núñez de Velasco.

#Editorial #Historia

Suscríbete

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
Información de Villavicencio