“Paraíso Agropecuario” | Así se fundó Villavicencio Capítulo 3.


Pese a la complejidad de conectar Villavicencio con otros centros de comercio como Bogotá; la prosperidad económica se presentó gracias a las actividades agrícolas y ganaderas, proyectando a la región como un paraíso propicio para agricultores y pequeños campesinos.


Otra mirada de la historia de Villavicencio contempla su fundación con la partición que tuvo la Hacienda de Apiay tras la muerte de su propietaria, Jacinta Rey, en 1797. Inicialmente, esta fue heredada por sus hijos y sus nietos, y estos a su vez, parcelaron la tierra y la vendieron a diferentes personas, llegando a crear una comunidad que en 1860 ascendía a los 300 a 400 copropietarios.

Los ganaderos y agricultores que explotaron esta tierra empezaron a reclamar la titulación individual de sus propiedades, no obstante, muchos de estos predios no contaban con títulos idóneos para legalizar la propiedad, por lo que el pleito jurídico demoró varios años y finalizó con la desaparición de la Comunidad de Apiay.

Como es sabido, la riqueza de esta tierra atrajo una primera oleada en la década de los 40 (Capítulo 2) de colonos provenientes de pueblos cercanos. La prosperidad de una región agrícola y ganadera cautivó los ojos del gobierno nacional a cargo de los Liberales (1863-1886), quienes habían reformado la Constitución, creando los Estados Unidos de Colombia y consigo el territorio nacional de los Llanos de San Martín, que junto al Casanare habían captado la inversión del 40% del presupuesto destinado a este fin, es decir, 455.379 pesos entre 1868 y 1881.

En 1869, Los Llanos de San Martín tenían 4.056 habitantes y el entonces presidente Santos Gutiérrez firmó un decreto que designó a Villavicencio como su Capital; y para ese mismo año se proyectó invertir 180.000 pesos en la construcción de la vía Bogotá - Villavicencio y Villavicencio - hasta el puerto del río Meta para un total de 193 km.

El proyecto presentó bastantes dificultades, principalmente por la complejidad del terreno, alternado entre rocas y lodazales que se multiplicaban gracias a las torrenciales lluvias que caían durante 9 de los 12 meses del año.

Adicionalmente, la guerra civil de 1876 retrasó la obra e incrementó los costos totales llevando al total abandono del proyecto, dejando consigo el tramo Quetame -Villavicencio con algunos avances, como el puente sobre el Río Negro (Quetame) que en 1883 se desplomó por que la estructura de madera se pudrió y no soportó el puente de acero mandado hacer en Nueva York.


A pesar del rotundo fracaso en la vía Bogotá- Villavicencio, el gobierno nacional inició una Campaña para atraer extranjeros; pero la iniciativa fue infructuosa ya que las condiciones climáticas y lo hostil del territorio frenaba cualquier migración, salvo la de venezolanos de raza negra, quienes no fueron bien recibidos en parte por el racismo de los colombianos.

Quienes si fueron bien recibidos y trajeron consigo un crecimiento impresionante a la región fueron los colonos provenientes del Tolima y Cundinamarca, quienes fundaron haciendas cacaoteras, cafetaleras, azucareras y arroceras, productos agrícolas que generaban ingresos y empleo en la región.

Justamente esa colonización empezó a exigir la adjudicación de baldíos que eran ocupados para la producción ganadera y agrícola. Esta condición incentivó al gobierno a crear una política a favor de los colonos, sin embargo, los campesinos pobres y analfabetas desistían rápidamente por el trámite burocrático y las tierras empezaron a ser acumuladas en pocas manos, promoviendo la economía rural terrateniente y alejando ese propósito de convertir los llanos en un “Paraíso Agropecuario” para agricultores y pequeños campesinos.

Esta producción ha tenido como fuente bibliográfica los libros “De pueblo de Frontera a Ciudad Capital” de Jane Rausch y “El Centro Fundacional” de Nancy Espinel Riveros y Ángel Núñez de Velasco.

#Editorial #Historia

Suscríbete

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter - White Circle
logo-we-love-villavo-blanco.png