Hace 100 años Villavicencio fue azotada por un terremoto


Villavicencio era apenas una pequeña población de 3.000 habitantes, cuando un 31 de agosto un terremoto hizo crujir la tierra y echó al suelo varias edificaciones de la ciudad, dejando a varias personas sin hogar.


Eran las 6:30 de la mañana del 31 de agosto de 1917 cuando el sacerdote Mauricio Dieres Monsplaisir despedía a los feligreses, apenas unos segundos después la tierra crujió y toda la ciudad de Villavicencio se vio sumida en un terremoto que atemorizó a toda la población.

Una pared de la iglesia colapsó, la casa cural también se afectó, y en general las construcciones de adobe resultaron con algún tipo de daño. La torre de la iglesia principal de la ciudad (hoy la Cateral) fue la edificación más afectada y el saldo de personas muertas fue de ocho.